Mantenimiento eficiente de tu piscina en invierno

Informarte del consumo energético de tu piscina

En España, los inviernos suelen ser duros, las temperaturas bajan y todo lo que tenga que ver con agua se congela. Por lo tanto, es evidente que una piscina estará congelada o el agua tendrá tan baja temperatura que no podrás usarla.

 

Una de las estrategias más recurrentes entre los propietarios de piscinas es climatizarla, es decir, instalar un sistema de intercambio de calor que mantenga al agua a una temperatura agradable. El problema con esta acción es que, bien sea que la piscina esté al aire libre o esté techada, la eficiencia del intercambio de calor es muy baja, pues parte del calor se intercambia con la atmósfera.

 

Ahora bien, como nuestro objetivo es usar nuestra piscina en invierno cueste lo que cueste, debemos buscar alternativas para proveer la energía con el más bajo coste. Esto de la calefacción de piscinas puede parecer un capricho, pero todos sabemos que en invierno no podemos dejar de hacerte mantenimiento, pues se puede convertir en un problema de salubridad y la calefacción no solo nos ayuda a usarla, sino a limpiarla.

En un servicio atención al cliente puedes informarte del consumo energético de tu piscina

Hemos escogido la atención al cliente de Endesa, pues es una empresa reconocida en España que sirve de referencia general, pero la idea es que hagas lo propio con tu empresa proveedora de energía, ya sea Endesa, Holaluz o Podo. Lo que debes hacer es conocer el coste del servicio y recopilar la información del gasto de energía de tu piscina, por día, por semana y por mes. Así, sabrás cuánto está consumiendo.

 

Una vez que tienes esa información, puedes hacer una comparación con otras empresas que ofrecen el servicio y, así, determinarías si tienes contratado el plan que necesitas. Por lo general, las personas o comunidades con piscinas son grandes consumidores de energía, lo que abarata los costes por KWh.

Estrategias para que el precio del kWh no suba los costes del mantenimiento

Para lograr que el precio del kWh no suba los costes del mantenimiento, puedes utilizar una herramienta web para hacer una comparativa del precio de la luz.

 

Ahora bien, independientemente de lo que te cueste el KWh debes tomar en cuenta que:

  • Si planificas el encendido y el apagado del sistema de calefacción y lo usas lo estrictamente necesario, el consumo bajará.

  • No es necesario que climatices la piscina todos los días, puedes tener horarios. Si vives en una comunidad de vecinos, pueden llegar a un acuerdo.

  • Como te comentábamos anteriormente, existe un problema de eficiencia en el intercambio de calor, por lo que, si tu piscina está techada, puedes mejorar el aislamiento térmico del lugar para que no gastes tanta energía en la piscina

Si quieres más información sobre el consumo inteligente, entra en este enlace.

Otros costes pueden bajar

La buena noticia es que, si usan la piscina menos, los costes de cloración y limpieza pueden disminuirse. Todo dependerá de las necesidades de cada piscina y del plan de mantenimiento que tengas.

 

Como lees, mantener una piscina abierta en invierno es posible con un aumento de los costes, aunque significativos, manejables.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en tus redes sociales, a tus amigos también puede serles de utilidad.